Tarrare. Ejercicios V.

Escúchame Lorena, ese joven no está bien de la azotea. ¿Tú has visto como huele? ¿Qué forma tiene de comer? Es repulsivo. Pregunta a la yaya, verás lo que piensa. ¿No fue ella quien se lo encontró? Por el amor de Dios Lorena, se estaba comiendo un pollo con las plumas y todo.

Además es feísimo, tiene una boca que parece una cicatriz, no se si ni siquiera tendrá labios. Lo que si se ve que tiene son dientes, pero no brillantes y alineados como los tuyos, no. Los suyos son de color amarillo completamente mate. Eso no puede ser bueno, tiene que ser síntoma de algo. Te pido por favor que no pases más tiempo con él, no más del necesario para la función, al menos.

Posted in ejercicios | Tagged , | Leave a comment

Tarrare. Ejercicios IV.

Durante mucho tiempo no tuve a nadie. No me refiero a un amor o a una esposa. Me refiero a que estaba completamente solo. Sin amigos, sin familia, no tenía ni siquiera un miserable perro que me ladrara. Es así como comencé a hablarme a mi, de tanto que echaba de menos escuchar a alguien. Aquellos fueron los años más difíciles de mi vida, y también los primeros. Creo que me escapé de casa con 10 años y estuve viviendo en aquella cueva maloliente otros 8.

Pero todo eso ha cambiado. Ahora tengo a Lorena. No, no es mi enamorada ni nada así; es mi amiga. Nunca he conocido a nadie tan bueno, ni que tenga el corazón tan grande. Quiero a Lorena con locura, lo admito. Es por eso que mi juicio no es del todo fiable cuando se trata de describirla. Pero sin duda que mataría por ella.

Posted in ejercicios | Tagged , | Leave a comment

Tarrare. Ejercicios III.

Resulta bastante complicado el análisis del comportamiento del paciente. Ya he intentado analizar su entorno, su pasado, su forma de pensar… Sin embargo hay algo que se me escapa, ya que el paciente no muestra ninguna mejoría. A pesar de haber seguido los tratamientos a rajatabla, de haber tomado suficiente láudano como para matar a un regimiento, no hemos logrado ningún avance. Puedo afirmar, sin miedo a equivocarme, que estoy ante el caso más desafiante de mi carrera.

Hay algo que estoy pasando por alto, quizá de forma voluntaria, y es que se dice que en realidad todos somos animales. Si así es el caso, sin lugar a dudas podemos decir que Tarrare sería un cerdo.

De mirada dulce, pero desconfiada. Gran boca de finos labios y dientes amarillos. Talante dócil a la par que reservado. Ambos animales comparten olor, sin lugar a dudas. Y un gran apetito, más allá de los límites humanos.

Posted in ejercicios | Tagged , | Leave a comment

Tarrare. Ejercicios II.

Es difícil explicar con palabras la grandeza de Francia, es por ello que es tan difícil que yo te explique lo que supone París para mi. Si Francia es una gran corona de oro y gemas preciosas, París es su gran joya central. Radiante, esplendorosa, prístina… Es posible que la realeza, el clero o los más ricos mercaderes vivan en los mejores palacios y tengan los mejores jardines. Pero nada es comparable a mi calle, la mejor muestra de la grandeza de París, y por extensión, de Francia entera.

Hay comercios de todo tipo: tavernas, panaderias, zapateros… No me extrañaría nada que los comerciantes luchen por un puesto en mi calle, estoy convencido de que el volumen de negocio que se genera aquí es codiciado por muchos. Siempre ves gente de aquí para allá, incluso de noche. Ah! Y qué decir de su seguridad… Sinceramente creo que en mi calle las puertas son innecesarias, ya que el talante y la disposición de mis vecinos no tiene igual.

Posted in ejercicios | Tagged , | Leave a comment

Tarrare. Ejercicios I.

Cualquiera que haya hablado al menos 2 minutos con Tarrare habrá notado algo muy peculiar. No estoy hablando de su fétido olor, ese hedor penetrante a pescado e hígado en descomposición, no. Me refiero a esa forma tan peculiar que tiene de agarrarse el pecho, como si se quisiera desgarrar el estómago. Como si los intestinos le estuvieran picando de forma que no pudiera resistir.

¿Será parte de su enfermedad? ¿o será acaso una más de las rarezas mentales de este inocente joven? La cuestión es que él no parece darle mucha importancia y cuando es cuestionado al respecto responde: ‘Es solamente que tengo mucha hambre, doctor’.

Posted in ejercicios | Tagged , | Leave a comment

Voces

Omnisciente

Poco sospechaba Juana que sus cuatro hijos iban a ser doctores. Para ella era como si le dijeran que le iba a tocar la lotería mañana. Una imposibilidad, algo inverosímil. Nunca nadie en la humilde familia de los Ramírez cursó estudios, no hablemos ya de una carrera.

Equisciente

La rutina caía sobre Roger como un gran manto gris, pesado y opresivo. Habían transcurrido ya 3 años solares desde la última vez que habló con algo distinto a una máquina.

  • Buenos días, Roger. – Edwin siempre tenía el mismo talante. Neutro, ligeramente pedante y muy pero que muy repetitivo.
  • Buenos días, Edwin. Informe de situación? -Roger calculaba mentalmente sus posibilidades aquí fuera sin la ayuda de Edwin, que tenía toda la nave bajo control -Cero, cero posibilidades. – Dijo para si mismo.

Segunda persona

Las desgracias nunca vienen solas. Y aquel día trajiste dos. Ya sabes cuánto despreciábamos a tu ‘esposa’ y no se te ocurrió nada mejor que hacer que decir que tuvisteis gemelos. Y además los trajiste a casa! Siempre fuiste un mal hijo…

Primera persona

  • – Bueno, allá vamos. – Siempre fui de la opinión de que si hay que hacer algo de lo que no tienes ganas, cuanto antes mejor. Sin pensarlo mucho más, salté del trampolín. No recuerdo muy bien lo que sucedió pero sigo vivo. Debió de ser un salto de pelotas.

Posted in ejercicios | Tagged | Leave a comment

Qué pasaría si…

se descubriera la forma de viajar a estrellas muy lejanas?

Eran las 3:42 de la madrugada cuando la doctora Liu Xianhua sintetizó la primera partícula de antimateria. No pasó mucho tiempo hasta que se descubrió la forma de aplicarlo a un motor, hasta entonces experimental, que permitía viajar grandes distancias en el espacio. Este motor no movía la nave, sino que la colocaba en otro lugar, al instante.

El inicio de todo esto fue cuando ellos vinieron en una de nuestras naves…

Posted in ejercicios | Tagged | Leave a comment

Bomberos y ornitorrinco

Para la pequeña aldea de Clearbrook, al sur de Australia, el evento era de una magnitud bárbara. Piénsalo, equipos de reporteros venidos desde tan lejos, multitud de turistas y curiosos… Y total, solamente porque los bomberos decidieron adoptar a un ornitorrinco como mascota oficial.

Pero este no era un ornitorrinco cualquiera. Era el último ornitorrinco de la zona, devastada por los incendios. Era el único macho superviviente, el animal más solitario del planeta.

Posted in ejercicios | Tagged | Leave a comment