Bomberos y ornitorrinco

Para la pequeña aldea de Clearbrook, al sur de Australia, el evento era de una magnitud bárbara. Piénsalo, equipos de reporteros venidos desde tan lejos, multitud de turistas y curiosos… Y total, solamente porque los bomberos decidieron adoptar a un ornitorrinco como mascota oficial.

Pero este no era un ornitorrinco cualquiera. Era el último ornitorrinco de la zona, devastada por los incendios. Era el único macho superviviente, el animal más solitario del planeta.

This entry was posted in ejercicios and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *